DIARIO COL

Bariloche: separan a 11 policías imputados por el asesinatos de dos jóvenes cometido en 2010

La policía rionegrina separó de la fuerza a 11 efectivos investigados por la muerte de dos jóvenes durante los disturbios que siguieron al crimen del adolescente Diego Bonefoi cometido por el cabo Sergio Colombil.

La jefatura policial resolvió separar preventivamente a 11 de los 12 policías imputados en la investigación judicial -el restante se retiró-, quienes debieron entregar el arma y el uniforme, y pasarán a cobrar el 75 por ciento de los haberes, hasta tanto su situación se resuelva definitivamente.

El 17 de junio de 2010 a la madrugada, el cabo Colombil mató de un tiro en la cabeza a Bonefoi (15), a quien perseguía por el barrio Boris Furman luego de un supuesto robo, hecho que generó una violenta reacción de familiares y allegados al adolescente contra personal de la Comisaría 28.

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías se extendieron durante toda la jornada, y poco después del mediodía cayeron baleados por armas policiales Nicolás Carrasco (16) y Sergio Cárdenas (29).

La investigación judicial fue iniciada por el juez Martín Lozada, quien imputó los hechos a varios policías, pero ante un recurso de la defensa de la fuerza un tribunal de alzada le pasó la causa a Juan Manuel García Berro, y luego a Ricardo Calcagno, quien caratuló al caso como "homicidio en riña".

Desde entonces el proceso no avanzó, excepto la confirmación pericial de que las muertes se debieron a balas policiales, y en tres oportunidades fue aplazada la convocatoria a indagatorias a las autoridades principales de la fuerza y funcionarios civiles.

La separación de los efectivos se basó en el sumario policial, que ya en 2010 identificó a los comprometidos, pero recién ahora se adopta esta determinación.



http://www.telam.com.ar/nota/34494/