DIARIO COL

Incucai: “Hay que hacer hincapié en el donante cadavérico”

El director médico del INCUCAI, Ricardo Ibar, dijo que “si bien ser donante vivo es un gesto valiosísimo y está contemplado en la ley argentina, lo que nosotros fomentamos es al donante cadavérico”.

“Lo que el INCUCAI apunta es a que los órganos provengan de personas fallecidas, cuanto más personas expresen su voluntad de donar, menos necesidad habrá de que personas vivas tengan que donar sus órganos”, señaló Ibar.

E indicó que “los países que sanitariamente han desarrollado un buen sistema de procuración de órganos y tejidos tienen porcentajes como el nuestro en relación a que hay muchísimo menos donantes vivos que muertos”.

“Nosotros trabajamos intensamente en programas de detección de donantes y sólo los buenos hospitales generan donantes”, afirmó el especialista.

Sobre el caso de Vanesa Lorena Álvarez, quien donó su riñón a su papá, el especialista opinó que “este caso es muy particular porque en general, en los casos de donaciones de órganos de familiares, lo más habitual es que los padres donen a los hijos”.

En Argentina durante 2011 hubo 1.154 trasplantes de riñón, de los cuales sólo el 20 por ciento fueron con órganos provenientes de personas vivas.

La ley que regula la donación de órganos permite que sólo los familiares hasta cuarto grado sean donantes vivos, o bien personas con una relación muy íntima con el paciente, cuyo vínculo deben demostrar ante la Justicia, para evitar que la práctica sea realizada con fines comerciales.

El año pasado, Argentina alcanzó una tasa de 15,1 donantes de órganos y tejidos por millón de habitantes (PMH), lo que la posicionó a la vanguardia en la región en materia de donación.

Los datos revelados por el Incucai señalan que hubo un total de 604 donantes reales que permitieron que 1.376 personas recibieran un trasplante de órganos, alcanzando un récord histórico a nivel nacional.

El Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos se celebra el 30 de mayo desde 1998 por el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz, tras recibir un trasplante hepático en el Hospital Cosme Argerich.