DIARIO COL

ESTUDIO DEL PERFIL CULTURAL Y USO DEL TIEMPO LIBRE DE LOS DOLORENSES

Uno de los principales desafíos que existen en la actualidad para el diseño y gestión de políticas públicas culturales, y también para los agentes del campo cultural y comunicacional -empresarios, técnicos, autores, artistas o académicos- es la definición de indicadores que sirvan a las mediciones cuantitativas y cualitativas del sector.

Advertimos que las políticas públicas orientadas a la cultura no poseen como base para su diseño y programación, información detallada de las características socioculturales, y del uso del tiempo libre de la población; por lo tanto, los recursos poseen un alto grado de ineficiencia e ineficacia; esto se advierte, en gran medida, en el escaso interés de la población en las actividades programadas por la Dirección de Cultura local.

Y en este sentido, los alumnos de la Tecnicatura Superior en Administración Pública del Instituto Superior de Formación Docente y Técnica n° 26; realizaron un Estudio de Perfil cultural y uso del tiempo libre que abarco las 100 cuadras que conforman en centro urbano de nuestra ciudad.

Según los datos relevados el 18% de los encuestados poseen educación primaria; el 42% tienen completo el nivel secundario; el 18% finalizo el nivel terciario; y el restante 22% es profesional universitario.

De acuerdo al tipo de ocupación que declaran los encuestados, la tabla de frecuencia indica que 44 realizan tareas intelectuales; y 58/100 tareas mecánicas/manuales.

En cuanto a la utilización de la tecnología en las tareas cotidianas las realizan en forma artesanal el 37 de los casos; en forma mecánica 38/100; e informatizada el 41/100.

En lo relacionado a los medios de comunicación lo más usado por los dolorenses es la televisión con 76 casos sobre 100; la radio con el 43/100; y los diarios y revistas con el 38/100 No se informan por medios de comunicación el 6/100 de la población encuestada.

Dentro de las preferencias en lenguajes artísticos, lo más consumido es la música con el 78/100; la danza con el 15/100; el teatro con el 14/100; la literatura el 21/100; y las artes plásticas el 7/100.

Los eventos sociales son los más frecuentados por los dolorenses con 36 casos sobre 100; luego los deportivos con el 28/100. Las exposiciones y los recitales con el 20 y el 23/100 respectivamente; y el cine y el museo con el 13/100. En último lugar el turismo con el 8/100. No asisten a eventos culturales el 23/100 de la población.

A la hora de elegir la compañía con quienes asistir a los eventos los dolorenses prefieren hacerlo con amigos (43/100), en familia el 32/100, en pareja 17/100 y solos, el 18/100.

Cuando los habitantes prefieren el hogar el 72/100 de los casos; elige mirar TV; el 50/100 escuchar música; el 49/100 leer; el 40/100 escuchar radio, el 42/100 navegar en internet, el 16/100 realiza manualidades creativas; y el 3/100 no realiza ninguna de estas actividades mencionadas.

Las tareas antes mencionadas el 42 sobre 100 de la población las realizan solos; el 35/100 en familia, el 29/100 con amigos, y el 22/100 las hace con su pareja.

La preferencia de los dolorenses en cuanto a la lectura, es de: diarios 45/100, revistas el 32/100, le siguen los libros con un 30/100, y el resto de la población relevada, el 25/100, no lee.

En cuanto al gusto musical, la música popular es la más aceptada, con el 32/100, el folclore/tango ocupa el segundo lugar, con el 27/100, y le siguen, el rock 26/100, clásica 18%, jazz 12/100, y 19/100 de la población prefiere otro género musical.

A la hora de opinar sobre la gestión de la secretaria de cultura, la mayoría de la población coincide con que es buena, (45%), regular un 27%, muy buena 16 % y mala el 12%.

Se observa que los sectores con educación terciaria y universitaria asisten a eventos en el ámbito privado y disfrutan del tiempo libre fuera del hogar. En el mismo sentido, las tablas de contingencia que emergen del análisis de los datos relevados sobre el uso del tiempo libre en actividades públicas y privadas de los sectores culturales medios, nos indican que asisten a actividades de esparcimiento y recreación, culturales y deportivas gestionadas tanto en el ámbito público como en el ámbito privado; y el tiempo libre es disfrutado dentro y fuera del hogar.

En sectores culturales bajos, el tiempo libre no es usado en actividades de esparcimiento, recreación y culturales que se gestionan en el ámbito público como por ejemplo, teatro, museos, pero se observa una mayor asistencia a eventos deportivos que los grupos de mayor nivel educativo.

Por otro lado, se observa que la actividad que más se practica en el sector de educación primaria dentro del hogar es mirar televisión.

Alumnos 1° año de la Tecnicatura Superior en Administración Publica

Cátedra: Metodología de la Investigación. Marcela Riva. Téc. Univ. en Gestión Cultural (UNMDP)

I.S.F.D. y TÉC. N° 26, DOLORES
Etiquetas: